Un lugar con encanto

A raíz de nuestro viaje por el norte de España, hemos estado en la posada en dos ocasiones durante este verano. Es un lugar tranquilo, que invita a no hablar muy alto, al descanso, al disfrute de las instalaciones favorecido por un estilo de decoración entre clásico y shabby chic muy acertado, y a la degustación de un desayuno que sin ser un gran buffet nos llamó la atención por el toque casero que parecen tener algunos productos (muy ricas las rosquillas de anís y el yogur), así como por el cuidado de los detalles (el jardín es sencillo y coqueto, fue un placer desayunar en él, la vajilla de la Cartuja de Sevilla acorde a este ambiente…).

Nos pareció un lugar muy recomendable. Destacaríamos en positivo la decoración, el ambiente de la posada, la limpieza general, y el trato atento, discreto y sencillo de Amaya (la persona que nos atendió).

Por comentar algún aspecto a mejorar, que siempre vienen bien las críticas constructivas, podríamos señalar el zumo del desayuno.

Ya finalizadas las vacaciones, os enviamos un saludito desde Galicia.

2016-10-15T11:50:46+00:00

Deje su comentario

4 + uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies